Retro

[Jugando a…] SOS – Septentrion

SOS es un juego donde controlamos a unos tripulantes del barco Lady Crithania que ha sido volcado por el fuerte oleaje y tardará menos de una hora en hundirse

Título: SOS (Septentrion)

Plataforma: Super Nintendo

Desarrolladora:  Human Entertainment

Publicado por: Human Entertainment (Japón) Vic Tokai (USA)

Género: Plataformas

Lanzamiento: 1993 (Japón) 1994 (USA)

Human Enterntainment es una compañía que en la era de 16 bits destacó por hacer algunos de los juegos más originales del momento. Buena prueba de ello es el juego de bomberos The Firemen, la aventura gráfica de terror Clock Tower o el juego que os comentaré a continuación: SOS (no confundir con SOS Sink or Swim, también de Super Nintendo) un juego aparentemente basado en la novela y película The Poseidon Adventure.

SOS (conocido en Japón como Septentrion) es uno de los juegos más raros del catálogo de Super Nintendo y al mismo tiempo, es un juego que no habría sido posible en ninguna de las consolas del momento, salvo la 16 bits de Nintendo.

El motivo de ello se debe a que una de las virguerías técnicas de Super Nintendo (conocida como Modo 7) era la de usar una imagen como escenario y rotarla o modificarla a su antojo para dar una sensación de profundidad y movimiento. Con el modo 7 se hicieron mapas, zooms, los circuitos de juegos de carreras, enemigos gigantes y diversas deformaciones en las pantallas de título, entre muchas otras cosas.

Pantalla de título

En SOS el modo 7 no se usó para algo secundario, si no que más bien se tomó como inspiración y base del juego completo, debido a que todo el escenario va rotando conforme vamos jugando, algo que a día de hoy no es nada impresionante, pero en su día era único, tanto como el juego en sí.

El Modo 7 se usa para hacer rotar el barco mientras jugamos

La historia de este juego trata de un enorme barco llamado Lady Crithania que debido al fuerte oleaje termina hundiéndose en mitad del mar. A partir del terrible accidente nosotros tomamos el control de uno de los cuatro protagonistas (un médico, un marinero, un arquitecto y un consejero o cura, según la versión que juguéis) que sobreviven al momento en el cual el barco se vuelca por el oleaje, teniendo cada uno de ellos una historia y ubicación diferente dentro del barco en el momento de la catástrofe.

El Lady Crithania cediendo ante el oleaje

La historia de los personajes sería secundaria en cualquier otro juego, pero en este caso influye en el desarrollo, ya que mientras intentamos salir del barco vamos encontrando supervivientes, algunos de ellos más importantes que otros para nuestro protagonista (Por ejemplo, no es lo mismo que un personaje encuentre a su esposa, que a un desconocido) modificando así el final del juego según el número y la importancia de las personas a las que hayamos salvado.

En cualquier momento podemos encontrar supervivientes

Cada vez que encontremos a un personaje podemos ignorarle, hablar con él o ayudarle (en caso que necesite ayuda) algunos de ellos nos seguirán decididamente, otros estarán consternados por el suceso y necesitaran más tiempo, a esto hay que sumarle que algunas de las personas que encontremos pueden estar heridas y serán por lo tanto más lentas y frágiles a la hora de seguirnos en nuestra huida. El juego nos da total libertad a la hora de ayudar o no a los personajes secundarios, aunque como ya he dicho, según lo que hayamos hecho veremos un final u otro.

Las personas que salvemos afectan al final del juego

Debido a que el barco esta boca abajo y se continua inundando, conforme pasa el tiempo de juego veremos que cruje y se balancea todo el escenario, de manera que una zona del barco que puede ser inaccesible al principio puede volverse totalmente llana al girarse el barco al cabo de unos minutos de juego. Esto también afectará a las partes inundadas del barco, que irán modificando los caminos y llenándolo poco a poco. El tiempo real de partida afecta al movimiento del barco, por lo que tendremos que estar atentos a sus giros e inclinaciones para poder pasar por zonas aparentemente inaccesibles. En este juego es totalmente normal andar a gatas por una pared o por el techo, agarrarse a una escalera por la parte de abajo o cualquier situación que en otras circunstancias desafiase a la gravedad, debido a que el barco no deja de moverse hacia un lado y otro conforme se va hundiendo.

Los giros del barco habilitaran caminos que en otra situación serian inaccesibles

Desde el momento de la catástrofe hasta que se acabe la partida tendremos 60 minutos reales para tratar de salir del barco (solos o acompañados). Nuestro personaje no puede morir, pero cada vez que hagamos alguna locura (como caer desde mucha altura) quedará inconsciente y se nos restarán minutos de tiempo. Al cumplirse la hora, el Lady Crithania quedará totalmente hundido y tendremos solo unos pocos segundos para intentar bucear hacia la salida, de lo contrario acabaremos en el fondo del mar junto con el enorme barco.

Ha pasado la hora, el barco se ha hundido y nos quedan segundos de vida

Como cada personaje empieza en una parte diferente del barco, recorreremos diferentes caminos dentro de él y encontraremos diferentes supervivientes con cada uno de ellos hasta llegar a las zonas comunes. Debido a que no tenemos ningún mapa del barco, habrá que usar los que están repartidos por el barco como guía,  lo cual dificulta algo la exploración, pero aumenta el realismo y la tensión de cada partida (que de por sí ya son bastante grandes gracias al tiempo límite y a la música catastrófica).

En algunos momentos podremos consultar el mapa del barco

Nuestros personajes son personas normales y solo pueden saltar, abrir puertas y poco más, no hay súper poderes, no hay nada excesivamente exagerado y el juego en sí, pese a tener jugabilidad de un juego de plataformas, es bastante limitado en cuanto a saltos por parte de nuestros humanos protagonistas, que solo podrán hacer saltos exageradamente largos aprovechando la inclinación del barco a su favor.

También habrá que sobrevivir a otros peligros, como el fuego

No se puede decir que sea un juego fácil o accesible, ya que nos deja movernos libremente por el barco (teniendo en cuenta su movimiento y la zona en la cual estamos) y es posible que acabemos hartos de acabar en callejones cerrados y tengamos que perder el tiempo volviendo sobre nuestros pasos para buscar otro camino.

Se ha acabado el tiempo

Debido a todo ello, SOS no es un juego que se le pueda recomendar a todo el mundo, pero al mismo tiempo vale la pena ser probado solo por lo original de su propuesta y la seriedad con la cual está plasmada, algo no demasiado habitual en el mundo de los videojuegos.


Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.