Retro

[Jugando a…] El Libro de la Selva

El libro de la selva es un juego de plataformas donde revivimos la aventura de Mogwli, el niño criado por lobos que ha de emprender un viaje hacia la aldea humana para evitar ser victima de Shere Khan, el tigre devorador de hombres

Título: El libro de la selva (The Jungle Book)

Plataforma: Super Nintendo

Desarrolladora:  Eurocom/Virgin

Publicado por: Virgin Interactive

Género: Plataformas y acción

Lanzamiento: 1994

Durante los años 90 muchas de las películas clásicas de animación de Disney tuvieron una segunda juventud debido a su lanzamiento en formato de vídeo doméstico VHS. Muchos niños pudieron disfrutar de películas antiguas como Pinocho o El libro de la selva y el mercado de los videojuegos vio el momento como una oportunidad de oro para lanzar productos basados en dichas películas.

Aunque me cuesta mucho decidirme, diría que mi película de animación favorita de Disney probablemente sea El libro de la selva y debido a eso siempre me sentí atraído a probar sus diferentes juegos, pues pese a que este artículo este centrado en la versión de Super Nintendo, Mowgli también llegó a NES, Game Boy, Mega Drive/Genesis, Master System, PC y Game Gear.

La introducción nos contará la historia de la película

Recuerdo alquilar El libro de la selva (The Jungle Book) para Super Nintendo y comprobar lo difícil que era, tenía modos de dificultad, pero si jugabas en el más fácil solo salían las primeras fases y no podías ver el final del juego. La primera vez que lo jugué en serio no pasaba de la tercera fase debido a que no sabía cómo evitar las ondas teledirigidas de la serpiente Kaa. Años más tarde me dejaron el juego y conseguí ver el resto de niveles, pero usando trucos, pues la dificultad aumentaba notablemente en algunos de ellos.

Llegar a los últimos niveles requiere paciencia y habilidad

Hará cosa de un año compré este juego y recientemente decidí que era hora de completarlo de principio a fin, sin trucos, solo con habilidad y paciencia y la verdad es que ambas cosas son muy necesarias si se quiere ver el final.

Dominar el salto entre lianas es vital para avanzar en el juego

Como la mayoría de juegos de la época, El Libro de la Selva es un juego de plataformas, donde saltaremos de un lado a otro, nos balancearemos usando lianas, moveremos piedras para llegar a lugares más altos y eliminaremos enemigos saltándoles encima, disparándoles plátanos o cualquiera de las armas secundarias que puede usar Mowgli y que encontramos en un número bastante limitado.

Tenemos plátanos infinitos para eliminar a los enemigos

Explorar los escenarios es arriesgado pero tiene recompensa, no solo porque encontraremos más armas secundarias, si no que también nos premiaran con vidas extra y diamantes (los rojos nos darán continuaciones y los verdes nos permitirán participar en niveles de Bonus).

Es necesario explorar niveles para obtener diamantes

El ambiente de jungla está bien llevado al juego, pero también se usa conscientemente para aumentar la dificultad, pues hay muchos niveles donde buscan confundirnos con la decoración para que no encontremos las zonas con los mejores ítems o para que perdamos alguna vida por desorientación. En algunos momentos encontraremos un ítem que es como un destello brillante, si lo tocamos activaremos algo en el escenario (por ejemplo, que aparezca una piedra, se abra una trampilla o un se despierte un insecto sobre el cual subirnos) que en muchas ocasiones nos facilitaran el acceso a zonas con jugosos ítems.

Las piedras (y los huevos de serpiente) son un elemento muy importante para llegar a zonas inaccesibles

Un momento clave del juego son los enfrentamientos con los jefes, que son escasos pero bastante odiosos.

La serpiente Kaa es el primer jefe, y aunque parece fácil de eliminar, hemos de tener mucho cuidado con los disparos teledirigidos (evitadlos al borde del escenario y así desaparecerán, de lo contrario volverán siempre a por vosotros).

Los disparos de Kaa te perseguirán constantemente

Contra el Rey Louie nos enfrentaremos dos veces, en el primer combate podremos distraerle haciendo que sus músicos toquen, provocando que el orangután se ponga a bailar (momento en el cual estará indefenso). En el segundo combate no contaremos con la ayuda de los músicos, además Louie variará más sus ataques y encima lloverán trozos de piedra del cielo. Este segundo combate es el más largo y difícil del juego, con diferencia.

Si disparamos a los músicos, Louie se pondrá a bailar

El enfrentamiento final con Shere Khan no es tan complicado, pero tampoco podemos confiarnos porque el tigre puede eliminarnos en segundos. Lo bueno es que en esta ocasión podremos usar el arma secundaria más poderosa de todas (el fuego) y eso nos facilitará la tarea.

Si os despistáis un segundo, Shere Khan os eliminará

Para derrotar a los jefes es muy recomendable (casi obligatorio) que acumuléis todas las armas secundarias que podáis, pero ojo, si las usáis en una vida os quedáis sin las que tengáis acumuladas y si continuáis o completáis la fase, también.

Momento “shoot’em up” a lomos de un pájaro gigante

Para completar este juego he tenido que jugar diariamente durante una semana, así que es el típico juego que requiere aprendizaje y esfuerzo. De sus once fases, diría que la más difícil es la octava, una vez superada esa el juego es vuestro.

Puede que su dificultad tire para atrás a más de uno, pero lo cierto es que El libro de la selva tiene bastante encanto y nos traslada eficazmente a la película, gracias a la música, los coloridos escenarios y las divertidas animaciones de sus personajes.

Tocando AQUÍ puedes comentar esta noticia y otras directamente en nuestro foro

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios sin iniciar sesión como usuario.

INICIA SESIÓN O REGÍSTRATE AQUÍ para comentar y acceder a más funciones.

  1. Lo he jugado hace muchos años, pero leyendo el articulo me he dado cuenta de que no me lo he pasado, ni siquiera usando trucos. No le he dado el tiempo necesario a este, y eso que también es de mis pelis favoritas de Disney, y que me gustan los plataformas difíciles.

    Tendría que tomarme el tiempo en algún momento. De hecho, el día que me jubile y tenga las 24hs del día para no hacer nada, me tomaré tiempo para pasarme todos los juegos de SNES si no me muero antes.