Freddy vs. Jason Cine

[HorrorScience] ComboAnálisis Especial viernes 13 ‘Freddy vs. Jason’ (2003)

Freddy Krueger, Jason Voorhees y un montón de adolescentes a merced de estos dos asesinos... ¿qué puede salir mal?

Título: Freddy vs. Jason

Año: 2003

Duración: 97 minutos

Director: Ronny Yu

Reparto: Robert Englund, Ken Kirzinger, Monica Keena, Jason Ritter, Kelly Rowland, Chris Marquette, Brendan Fletcher, Katharine Isabelle, Lochlyn Munro, Paula Shaw, Kyle Labine, Tom Butler, David Kopp, Jesse Hutch, Zack Ward

Guión: Wes Craven, Victor Miller, Damian Shannon, Mark Swift

En ComboGamer estamos con ganas de celebrar este viernes 13 y pensamos “¿Qué mejor que hacerlo con un ComboAnálisis sobre una película que aconsejemos ver en este día?”. Cabe decir que esta idea no se nos ha ocurrido justo ahora, y hasta incluso nos hemos pasado por alto algunos viernes 13 anteriores, pero aquí estamos, esta vez sí, honrando la superstición con un ComboAnálisis sobre Freddy vs. Jason.

¿No conoces nada de esta cinta? El nombre te debe sonar de algo, porque Freddy y Jason son iconos del género que lo han trascendido al punto de que aunque no te guste, los habrás visto alguna vez aunque sea en un anuncio de TV.

¿Has oído sobre ella y la opinión general la calificaba tan mal que no la has visto? ¿O es que por el contrario, eres uno de los que se ha atrevido a verla alguna vez y terminó contento de haberlo hecho?

No importa si estás en estas u otras categorías, en Freddy vs. Jason encontrarás una película entretenida y, a pesar de que se suele decir lo contrario, bien realizada. Hablemos un poco sobre de qué trata, si es que después de leer el título aún te quedan dudas, o piensas que será como la reciente Batman vs. Superman.

Si sólo conoces a estos dos personajes de vista, no te preocupes, la película se encargará de presentártelos de forma eficiente, sin perder tiempo con escenas de flashback innecesarias durante el metraje, y dándote a conocer rápidamente todo lo que debes saber para entender quién es quién y por qué hacen lo que hacen. Para introducirte en este ComboAnálisis haré algo similar y te comentaré brevemente quién es cada uno.

Freddy Krueger es el asesino de la cara quemada que ha protagonizado la saga Pesadilla en la Calle Elm (A Nightmare on Elm Street), el cual básicamente se dedica a matar niños y principalmente adolescentes a través de sus pesadillas. Las pesadillas creadas por Freddy son tan vívidas, tan reales, que si te hiere en el sueño resultas herido en la realidad, y obviamente si mueres en el sueño también morirás en la realidad. Entrar en una de las pesadillas de Freddy es como entrar en otra dimensión, una peligrosa y mortal de donde es muy difícil escapar, y en la que no morirás rápida y misericordiosamente, ya que nuestro asesino del sombrero tiene un sadismo muy particular y disfrutará torturándote de diversas maneras, usualmente recurriendo a lo que más temes o sufres, intentando quebrar tu mente antes de asesinarte de forma cruel.

Freddy vs. Jason

Freddy sonriendo para la foto en su currículum. Lindo sombrero, campeón.

Jason Voorhees es protagonista de (casi) todas las cintas de la saga Viernes 13 (Friday the 13th). Este grandote con overol y máscara de hockey tiene una forma de ser muy distinta a Freddy. También asesina principalmente adolescentes, pero obviamente por sus propias motivaciones y en el mundo real. Completamente silencioso, Jason no habla, no se queja de dolor, no se detiene ante nada, y no muere. Es una fuerza mortal imparable, y si va hacia ti es mejor que corras y no tropieces por el camino, ya que no dudará en asesinarte fríamente. Eso sí, para evitar que su trabajo sea algo monótono, y al no tener la posibilidad que tiene Freddy de crear distintas pesadillas, Jason demuestra que no sólo es un asesino despiadado sino que también es un ser muy creativo, probando distintas armas y formas de matar, siendo algunas de ellas de lo más original que se ha visto en el subgénero slasher.

Freddy vs. Jason

Jason mirándose en el espejo. Estás bonito, grandullón, no te preocupes.

En la novena película de la saga Friday the 13th, Viernes 13 parte IX: Jason va al Infierno (Jason Goes to Hell: The Final Friday), podemos ver una escena en la cual la garra con cuchillas de Freddy aparece y se lleva la máscara de Jason, dándonos a entender así que algo sucedería con estos dos personajes próximamente. Ese “próximamente” terminó siendo 10 años más tarde, con la aparición por fin de este crossover entre dos de los personajes más icónicos del cine de horror y particularmente del subgénero slasher.

Freddy vs. Jason comienza con el propio Freddy Krueger presentándose, narrando quién fue en vida, cómo se convirtió en lo que es, y cómo planea ahora salir del infierno donde está atrapado, ya que los niños se han olvidado de él, y si nadie lo recuerda, si nadie le teme, él no puede existir.

Es allí, en ese infierno, donde encuentra a Jason Voorhees, y es por obra suya que Jason despierta determinado a matar a todos los adolescentes de Springwood. Pero claro, quien conozca a Jason sabrá que él siempre anda por el campamento Crystal Lake (o Manhattan, o incluso el espacio, pero esa es otra historia). ¿Entonces qué le ha picado para hacerle caso a Freddy e ir a matar a los adolescentes de Springwood? Pues que en realidad no está haciéndole caso a Krueger, sino a su madre, Pamela Voorhees, ya que Freddy se le aparece a Jason disfrazado de Pamela y lo convence para levantarse e ir a asesinar a todos los adolescentes de Springwood, generando así miedo en la gente de esa localidad, lo que le permitirá escapar del infierno.

Freddy vs. Jason

¿Quién ganará?

Jason se dirige al 1428 de la Calle Elm, famosa dirección conocida por los fans de Pesadilla, donde se encuentra el típico grupo de adolescentes de esta clase de películas que es perfecto para que sean asesinados uno a uno, y el director no nos hará esperar demasiado, siendo Jason quien se cobrará la primera víctima de la película.

Minutos más tarde, el resto del grupo está en la estación de policía para ser interrogados, y escuchan rumores acerca de que es posible que Freddy haya vuelto y que esto sea obra de él. Claramente, esto provoca cierto temor que hace más fuerte a Freddy, y cuando una de las adolescentes se queda dormida sueña con Freddy, haciendo que éste recupere un poco de su poder. Freddy intentará matar a uno de los adolescentes más tarde, pero se dará cuenta de que no puede hacerle daño y que necesita más poder, por lo que permite que la siguiente víctima también caiga a manos de Jason.

Ya con dos víctimas en su haber, y con el miedo creciente sobre la posible vuelta de Freddy, Krueger encuentra el momento indicado para atacar a una de las adolescentes pertenecientes a este grupo inicial, pero súbitamente es asesinada por Jason, arrebatándole así la víctima a Freddy y provocando su furia. Freddy se da cuenta de que ahora Jason no se detendrá, y tendrá que ser él mismo quien vuelva a “matar” a Jason, llevándolo de alguna forma al mundo de las pesadillas para poder atacarlo.

Freddy vs. Jason

¡Toma ya!

El argumento de la película es sencillo y se convierte en una cinta entretenida y muy fácil de ver. No requiere conocimientos previos sobre los dos personajes principales, pero director y guionistas han cuidado varios detalles, contentando a fans de las dos sagas, por lo que si eres seguidor de una de ellas o de ambas, encontrarás muchísimas referencias a filmes anteriores de ambas franquicias y a sucesos ocurridos o lugares visitados previamente por alguno de estos dos asesinos.

Como no podía ser de otra forma, en un crossover de estas características es muy claro que el humor y la acción prevalecerán sobre el terror, y aunque para mí esta obviedad le suma puntos, no pareció ser algo tan obvio para muchos críticos que le han restado puntos a la cinta afirmando que no ofrece el terror de ninguna de las dos sagas que representa. Me parece muy claro también que tales críticos no han visto todas las secuelas de sus correspondientes sagas, algunas de las cuales son realmente olvidables y hasta un poco ridículas.

Calificación: 70

Algunos detalles curiosos:

  • Esta es la última película en la que el actor Robert Englund ha interpretado a Freddy Krueger.
  • Ken Kirzinger, quien interpreta a Jason Voorhees, comenta que la escena más difícil que tuvo que interpretar es una donde Jason se hunde en el lago. Para la escena se utilizó un gran tanque lleno de agua y cloro, y con varios restos de cosas flotando para que parezca realmente agua del lago. El director quería una toma donde se vea a Jason hundirse, con su ojo izquierdo abierto y que además no respire ya que se notaría. Ken tuvo que sostener su respiración y hundirse en el agua manteniendo su ojo izquierdo abierto, lo que terminó con una escena grabada exitosamente y con los ojos de Ken ardiendo como el infierno por culpa del cloro.
  • En el inicio de la película, mientras Freddy nos narra su historia y el comienzo de esta cinta, las escenas que vemos son de las 6 primeras películas de A Nightmare on Elm Street, sin excepción.

logo-comboanalisis

Martín Fernández

Martín Fernández

No se que impresión puede dar Freddy vs. Jason a una persona desconocedora de las franquicias Pesadilla en Elm Street y Viernes 13, ya que en mi caso conocía a ambos de haber visto casi todas sus películas cuando era adolescente, así que donde otros pueden ver cosas sin sentido yo veo situaciones que encajan o hacen un homenaje a ambas series, que estaban totalmente desgastadas y olvidadas tras decenas de secuelas, la mayoría de ellas sin ningún tipo de ambición por hacer algo bueno o interesante con sus particulares asesinos.

La trama de la película tiene sentido (para la clase de película que es) y encaja con lo visto en Viernes 13 Parte 9: Jason va al infierno (donde aparecía la mano de Freddy Krueger llevándose la máscara de Hockey del asesino de Crystal Lake una vez había sido totalmente destruido). No contentos con eso, te explican incluso el origen de ambos personajes, así como sus debilidades, pensando en las personas que solo los conocen de oídas, para que al menos entiendan porque sucede lo que sucede.

Tanto Freddy como Jason son representados como eran en sus películas, el primero un bastardo asesino de niños, con un humor macabro y un carisma rebosante, el segundo como un ente imparable, sin habla, sin personalidad, solo letal e inmortal (y creativo a la hora de matar). A veces en estos cruces de licencias, uno de los dos personajes tiende a ser el favorito, pero en este caso, ambos muestran todas sus cartas, especialmente cuando se pelean entre ellos (tanto en el mundo de los sueños, como en el mundo real).

Dejando de lado la sangre, los garrazos y machetazos, me encanta como han jugado con el color en muchas de las escenas de los malvados monstruos, Freddy murió quemado y por eso la mayoría de sus escenas tienen un tono rojo, Jason murió ahogado y son muchas las escenas del personaje rodadas con tonos azules, es un detalle menor, pero completa una larga lista de detalles y homenajes a las películas originales que demuestran el mimo con el cual se hizo esta película.

Los personajes humanos son la parte más floja del largometraje, pues representan a los típicos adolescentes que esperamos ver en un filme de slashers. Aún así se molestan en hilar una historia que los relacione con Freddy, así como darles un motivo a su inclusión en la película (en lugar de dejarlos solo como victimas que irán cayendo) pues son ellos los que fuerzan el enfrentamiento final entre los dos asesinos.

He visto esta película varias veces (la primera en el cine) y no logro comprender por qué hay gente que se queja de ella diciendo cosas como que hay demasiado humor y falta más terror (algo totalmente cierto, pero común en las películas anteriores de ambos personajes) o que los personajes peleando entre sí parecen superheroes (no entiendo esta queja, no hacen nada que no hayan hecho en películas anteriores, en lo que se refiere a “poderes”) o el exceso de sangre (¿en serio alguien va a ver una película como esta esperando que no haya sangre?) o que la trama es estúpida (cuando está mucho más elaborada que la mayoría de las películas anteriores de ambos personajes). Tengo la sensación de que la mayoría de personas que consideran que esta película es una basura infumable son personas que no han visto ni 2 películas de cada saga, puede incluso que solo hayan visto alguna de Freddy o simplemente conozcan a los personajes de vista o puede que directamente no les guste ninguna película de ellos, lo cual me hace preguntarme que los llevó a ver Freddy vs. Jason.

En cualquier caso, yo lo tengo claro, me encanta, es la mejor película “Versus” que he visto y la que más respeta y homenajea a los personajes y sus respectivas sagas, pese a estar algo alejada del terror que los vio nacer (igual que sucede en la mayoría de secuelas de cada serie). Es una película para sentarse a disfrutar de su incorrección y falta de escrúpulos, quien busque otra cosa puede salir muy decepcionado, de la misma manera, si no os gustan las diversas películas de Freddy o Jason, tampoco deberíais verla.

Calificación: 90

Mikel Thomen Pérez

Mikel Thomen

Creo que lo correcto es que empiece diciendo que no me esperaba gran cosa de esta película. También tengo que decir que no he visto las últimas entregas ni de Pesadilla en Elm Street, ni de Viernes 13, por lo que habrá muchas cosas que se me escapan.

Grata sorpresa la que me llevé cuando la película comienza a desarrollarse con los orígenes de Freddy, y posteriormente con el típico argumento de película de terror americana: Un grupo de jóvenes con chicas, chicos y algo de alcohol que termina con sangre y un cadáver. Se agradece el hecho de que cuenten también los orígnes de Jason, ya que ayuda a recordar ciertos detalles de la misma.

En cuanto a los protagonistas adolescentes, como siempre, hay alguno al que le daría una patada en la boca. Dejándolos a un lado y centrándonos en Freddy y Jason he podido ver a dos personajes de terror clásicos tal y como los recordaba: ese humor macabro y obsesivo por parte del personaje interpretado por el gran Robert Englund y por otro lado esa atmósfera siniestra y carencia de humanidad que siempre ha generado el asesino de Crystal Lake.

En cuanto al desarrollo del filme, debo decir que no se me ha hecho para nada pesado. Lo que me ha chocado ha sido como muchas otras veces, el poder de deducción que tienen algunos adolescentes. Hilan todos los hechos en dos segundos y sin más detalles ya han deducido que Freddy utiliza a Jason para que este sea recordado y poder volver a las andadas.

Sin ir más lejos: Tiene todo lo que le puedes pedir a una película de este género: villanos con carisma, escenas de acción, poderes sobrenaturales, casas ardiendo, y mucha sangre. Si os gustan este tipo de películas, os la recomiendo, porque merece la pena la hora y media de duración que tiene.

Calificación: 75

Géiser Rodríguez

Géiser Rodríguez

Si bien, suelo recibir con entusiasmo cualquier crossover en el mundo del videojuego, cuando estos se producen en el cine, una sensación inevitable de pavor recorre mi cuerpo. Y es que cuando dos licencias normalmente exitosas coinciden en un mismo metraje, la tragedia suele estar sembrada. Desde mundos inentrelazables, hasta personajes incasables, pasando por duelos fálicos entre productoras, este tipo de filmes no suelen satisfacer pese a su exuberante taquilla basada en el inherente fanservice que porta su condición de crossover.

Guiado precisamente por ese fanservice y sin siquiera ser un fiel seguidor de ninguna de las sagas, acudí en su día al cine para ver, sin muchas expectativas, lo que era por aquel entonces la película del momento. Cual fue mi sorpresa al encontrarme una película bastante entretenida e inusualmente bien ejecutada. Revisionada hace unos días, mi yo presente parece coincidir con aquel muchacho que acudió a aquella sala por mera presión social.

No se puede calificar a Freddy vs. Jason, como una obra maestra ni mucho menos, pero tampoco se le ha de juzgar negativamente por la naturaleza de su género. Dentro de las características del mismo, el filme cumple con todo lo que se le debe pedir a una película de terror comercial e incluso trata con esmero los clichés que puedan surgir, proponiendo formulas gritapantallas que se alejan del “Ahora es cuando pasa esto” y se acercan al “No vayas por ahí idiota”.

Resulta curioso, como está película, pese haber gozado de bastante fama, ha recibido críticas primordialmente negativas por parte del público. Probablemente el filme, como pasa con muchos videojuegos, murió de hype antes de nacer, justo en el momento del anuncio de su concepción. Desconozco la visión de los seguidores de una o ambas sagas, pero desde la ignorante opinión de un servidor que solo ha visto entregas esporádicas de ambas franquicias, considero que dichas licencias se han combinado de una forma bastante justa para ambos actores, ya sea tanto en protagonismo como en respeto por el personaje.

Algunas personas podrían calificar de admirable que una película de esta índole, huya de hacer dinero tan solo con el nombre e intente hacer honor mínimamente a la historia de sus personajes principales. Sin embargo, a mi me gustaría parafrasear a mi madre, en esos momentos en los que entusiasmado le llevaba buenas notas esperando una buena respuesta y en su lugar recibía un “Es lo que tienes que hacer”.

Freddy vs. Jason ofreció lo esperable de una película del género, introdujo la historia de sus personajes de forma mínimamente respetuosa, entretuvo con escenas que derrochaban humor, sangre y acción y no nos hizo llorar con efectos visuales de serie B. En definitiva, hizo lo que tenía que hacer.

Calificación: 70

Alf

Alfonso Coronado

No os voy a mentir, no tengo ni pajolera idea de la saga Viernes 13 ni del género de terror, por lo que es muy poco lo que tengo que decir y, en cualquier caso, mi opinión será la de un completo profano en la materia. Pese a todo, he de reconocer que la película Freddy vs. Jason presenta ciertas virtudes para el espectador no iniciado.

Para empezar, esta película no peca de exclusivismo dejando a ciegas a quienes no hemos seguido ninguna entrega de la saga, sino que, por el contrario, nos pone en precedentes sin que ello le lleve a perderse en interminables flashbacks. De hecho, este tipo de secuencias se circunscriben a la presentación propiamente dicha de los personajes, lo justo y necesario para que el espectador adquiera los conocimientos más fundamentales sobre el origen de los dos villanos sobrenaturales del metraje, sus motivaciones y las circunstancias que llevaron al contexto en el que se desarrolla la trama. En segundo lugar, y pese a lo enormemente sangrienta que es, en general su nivel de violencia no resulta desmesuradamente perturbador para para los menos curtidos. Y por si fuera poco, a esto se le añade un enfoque en el que el terror en sí mismo va cediendo terreno a las escenas de acción (el propio título ya lo dice todo).

Por ello, y pese a esos manoseados clichés propios de este tipo de películas específicamente dedicadas al público adolescente (personajes jóvenes de buen ver, especialmente la típica parejita guapa que siempre se salva, o los sempiternos estereotipos de la chica superficial e insegura, el friki o el “porrero”, entre otros), Freddy vs. Jason puede considerarse una película entretenida, de esas tan socorridas para aquellas tardes en las que no hay nada mejor que hacer.

Calificación: 65

Calificación promedio

Jorge Consiglio 70%
Martín Fernández 90%
Mikel Thomen 75%
Géiser Rodríguez 70%
Alfonso Coronado 65%
Conclusión

El staff coincide en que la cinta está en un punto entre ser buena y muy buena, ofreciéndonos poco más de hora y media de entretenimiento ligero contentando a los neófitos en estas dos sagas como así también a los fans de estos personajes

Calificación 74% Muy buena
Calificación de los Lectores
2 votos
80

Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.

  1. Recuerdo que la primera película de Viernes 13 que vi en el cine fue Jason X y me dio hasta vergüenza ajena (y eso que muchas de las anteriores tambien eran terribles) y pensé que el cine de terror slasher "clásico" había desaparecido para siempre, no habría otra película como las anteriores.

    Años después salió Freddy VS Jason (algo que ya nadie esperaba) y me concedió el placer de ver a esos dos personajes continuando sus series clásicas (nada que ver con los Remakes de ambas sagas) y dándolo todo. Me siento muy agradecido de poder haber disfrutado de esta película en el cine.
  2. Alf

    Lo dicho, pese a sus topicazos, esta película es entretenida y acierta bastante tanto con los fans como con los profanos como yo. Otros crossovers flojos han dado mala fama a los "versus", pero conviene dar una oportunidad a este.