Retro

[Jugando a…] Taz Wanted

Taz Wanted es un juego de plataformas donde controlaremos a Taz, el diablo de Tasmania, quien ha de destruir todos los carteles de "Se Busca" que Yosemite Sam ha repartido por una decena de niveles, para volver a capturarlo y encerrarlo en el zoo.

Título: Taz Wanted

Plataforma: Windows, Gamecube, Playstation 2, Xbox

Desarrollado por: Blitz Games

Publicado por: Infogrames, Warner Bros Interactive Entertainment

Género: Plataformas

Lanzamiento: 2002

Hoy voy a comentar uno de los muchos juegos de plataformas 3D que pasaron desapercibidos en la era de los 128 bits, pues dicho género ya no era el favorito del público ni el elegido por las compañías para trasladar sus licencias a las consolas.

Admito que pese a ser uno de mis géneros favoritos, yo también ignoré la gran mayoría de juegos de plataformas de esa época y quizás es por eso que actualmente estoy dándole una oportunidad a juegos como Rayman 3, Pitfall: Lost Expedition, Pac-man World 2 o el que voy a comentar hoy: Taz Wanted, un juego protagonizado por el alocado Taz, de la franquicia Looney Tunes.

Pese a que el diablo de Tasmania nunca ha sido un personaje con una personalidad profunda y desarrollada y tampoco cuenta con el carisma de Bugs Bunny o Daffy Duck  (El Pato Lucas) el mundo de los videojuegos ha recurrido a él en muchas ocasiones, permitiendo que aportara su granito de arena en catálogos de consolas como Atari 2600, Game Boy, Master System, Mega Drive/Genesis, Super Nintendo, Nintendo 64 y Playstation.

Salvo por la serie de animación de los 90 (Taz-Mania) creo que nunca se ha profundizado demasiado en la vida de este personaje y simplemente se nos ha mostrado cumpliendo con un sencillo papel: sembrar el caos. De hecho, según parece, el productor de Warner Bros decidió prohibir a este personaje por considerarlo desagradable, eliminándolo así durante unos años, hasta que el creador del personaje, Robert McKimson, decidió rescatarlo incluyéndolo en capítulos de Bugs Bunny o el Pato Lucas, situación que aumentó su popularidad y lo ha mantenido vigente hasta hoy.

Taz, ni es bueno ni es malo, es un ser hambriento, bruto, con serias dificultades para comunicarse, que posee la habilidad de convertirse en un poderoso tornado que arrasa con todo lo que toca. Quizás esa limitación mental del personaje y su alocado temperamento es lo que han hecho que sea ideal para protagonizar videojuegos, al fin y al cabo es más fácil imaginarse a Taz eliminando enemigos a decenas, que al Pato Lucas ¿verdad?

Quizás pensaron en eso cuando crearon Taz Wanted (disponible para PC, Xbox, Playstation 2 y Gamecube) donde vemos como han capturado a Taz y a su novia y ahora ambos se encuentran en el zoológico de Yosemite Sam. Obviamente es muy difícil contener a un ser como Taz, de manera que se escapa rápidamente y empieza a buscar a su amada, dejando tras de sí un rastro de destrucción, lo cual lleva a Yosemite a colocar decenas de carteles de “Se Busca” y enviar a un montón de guardas del zoo para que capturen a Taz y lo vuelvan a enjaular.

Quieren capturar a Taz ¡No lo permitas!

Quieren capturar a Taz ¡No lo permitas!

Con esa historia nos encontramos un juego de plataformas 3D dividido en 10 niveles, en los cuales tendremos un objetivo principal (destruir todos los carteles de Taz Wanted) y algunos secundarios (encontrar todos los bocadillos, destruir más del 50% de elementos del escenario, encontrar la estatua de oro de Yosemite Sam, que nos darán dinero y desbloquearán extras.

Cuando hayamos eliminado todos los carteles de un nivel, se abrirá la salida del nivel y una vez hayamos completado todos los niveles de un mundo, pelearemos contra el jefe y pasaremos al siguiente. Los enfrentamientos con los jefes son originales y muy variados (el primero es el clásico juego Pong pero en 3D y la pelota es un elefante al que tendremos que asustar a gritos).

El estilo de juego bebe directamente de Super Mario 64, con objetivos en el nivel, y control de la cámara por parte del jugador. Si en el juego de Mario teníamos que usar la cabeza (o cumplir algún objetivo) para encontrar estrellas, aquí tendremos que hacerlo para localizar y destruir los carteles de Taz Wanted. Algunos de dichos carteles son tan fáciles de eliminar como convertirse en tornado al lado de ellos, pero muchos otros requieren que pensemos en la manera de llegar a ellos o de lograr su destrucción. La búsqueda y destrucción de los carteles puede ser un tanto compleja de primeras. Afortunadamente, Piolín nos dará algunas pistas y nos indicará donde están situados, información que podremos consultar en el mapa.

El mapa será una ayuda indispensable

El mapa será una ayuda indispensable

Taz tiene un control algo tosco, pero es fácil acostumbrarse a él. Nuestro personaje puede saltar, comer objetos que luego podrá escupir (para eliminar enemigos), asustar, andar de puntillas y convertirse en el icónico tornado que lo representa, aumentando así su velocidad y capacidad destructiva. Si durante el juego nos introducimos en una cabina de teléfonos, Taz saldrá disfrazado. Según el traje que lleve puesto podemos usar alguna habilidad especial, que quizás necesitemos para lograr eliminar algún cartel concreto o simplemente nos ayude a mantener a ralla a los enemigos. Taz también ganará habilidades engullendo determinados items, como las latas de refresco (con las cuales podrá eructar causando una gran explosión) los chicles (que lo harán volar como si fuese en globo), los pimientos picantes (que le permitirán escupir fuego) la poción de invisibilidad (los enemigos no lo detectarán) y el hipo-refresco (que le permitirá saltar mucho más alto, pero sin controlar cuando). Si esto os parece poco, no olvidéis que Taz puede devorar prácticamente cualquier elemento decorativo del escenario para luego escupírselo a los enemigos y dejarlos noqueados.

Taz disfrazado de surfista

Taz disfrazado de surfista

Cada mundo que visitemos estará lleno de enemigos con ganas de capturar y enjaular a Taz, de manera que tendremos que ser muy cuidadosos a la hora de movernos por los niveles, ya que si vamos a lo loco acabaremos en las redes de algún guarda del zoo. En caso de que eso nos suceda, veremos que nuestro personaje no pierde vidas (pues no existen en el juego) pero sí pierde dinero (que es lo que obtenemos cada vez que cumplimos con un objetivo) de manera que hagamos lo que hagamos Taz no puede morir, pero nuestras ganancias se resentirán rotundamente (algo no aconsejable, pues los extras se obtienen acumulando dinero). La invulnerabilidad de Taz también se puede aplicar a los enemigos, pues muchos de ellos reaparecen tras ser eliminados o simplemente se quedan atontados un rato y luego continúan su ronda de búsqueda.

El apartado técnico del juego no es sorprendente, pero es bastante correcto y recuerda mucho al estilo de los dibujos animados gracias al uso de Cel Shading, que se redondea con algunas animaciones divertidas, por ejemplo cuando Taz cae desde gran altura y se choca contra el suelo, se despega como si fuese una pegatina, y maldice al cielo agitando el puño. Los escenarios son variados y coloridos, están llenos de elementos destruibles y caminos ocultos, sin embargo puede resultar difícil orientarse por ellos si buscamos un sitio concreto,  lo cual nos forzará a usar el mapa, la cámara y la vista en primera persona para tratar de saber a dónde nos dirigimos o que se nos ha pasado por alto.

El estilo visual recuerda los dibujos de los Looney Tunes

El estilo visual recuerda los dibujos de los Looney Tunes

Una cosa que me ha gustado mucho del juego ha sido el apartado sonoro, pues no solo esta doblado al español (todo un detalle), si no que la música (genérica pero animada) modifica su ritmo según lo que hagamos. Por ejemplo si nos convertimos en tornado se acelerará, si andamos de puntillas se bajará el tono. Son detalles tontos, pero hacen mucha gracia.

Pese a tener buenas ideas en su planteamiento y haber incluido elementos necesarios  para una correcta jugabilidad (como la cámara, el mapa o las pistas) Taz Wanted no es un juego notable. La idea de tener que resolver puzles para eliminar los carteles es bastante buena, pero algunos de esos puzles no tienen demasiada lógica o no resultan muy interesantes. El control es aceptable, pero no perfecto, los niveles pueden ser confusos y el hecho de que Taz sea inmortal le resta cierto encanto. Las misiones y secretos extras (entre ellos la galería oculta con la fotos de los creadores del juego) y el excelente modo a 2 jugadores (con bastantes variantes) hacen que el juego dure algo más. De hecho, creo que encontrar todas las estatuas de oro de Yosemite Sam puede llevaros mucho tiempo.

Revisando la lista de objetivos del nivel

Revisando la lista de objetivos del nivel

Así que, pese a que es un juego divertido y muy recomendable para fans del personaje, creo que Taz Wanted queda bastante por detrás de otros juegos similares,  pero sigue siendo muy divertido y completo.


Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.

  1. Desconocía absolutamente este juego. No parece estar tan mal.
  2. Lo empecé a jugar antes de venirme a Irún a pasar las fiestas, que Martín me lo regaló en la reciente quedada :D

     

    He de admitir que se me hizo un poco difícil al principio el juego, me costó hacerme a los controles y me perdía un poco por el mapa (además que luego me cazaban y aparecía al principio otra vez y eso me daba mucha rabia). Tengo ganas de probar el modo 2 jugadores, a ver si Starborsch, con el que vivo ahora, se anima alguna vez a unas partidicas. O si no alguna cena a la que te vengas, Martin, lo probamos un poco.

  3. Los primeros niveles me parecen mucho más complejos que algunos de los siguientes, de verdad, el aprendizaje del juego es bastante brusco. El modo a dobles parece divertido, se pueden desbloquear más variantes (como las batallas con los jefes).